Lean-Seis Sigma:¿gemelos, mellizos o hermanos de crianza?

Lean y Seis Sigma son marcos de trabajo complementarios. Si bien hay consultoras como Bain & company o libros especializados que los manejan como un solo concepto, la realidad es que metodológicamente y conceptualmente tienen diferencias (salvables) pero diferencias al fin.Por lo cual, es recomendable conocer que herramientas de seis sigma se pueden utilizar en conjunto con las de lean, cuales son las prioridades de una implementación lean y cuales son homónimas a las de seis sigma, y así sucesivamente.

El concepto de lean o pensamiento esbelto está asociado directamente a flujo continuo, no flujo variable, cambiante o restringido. Lean es movimiento, sin interrupciones, donde el enemigo a vencer es el desperdicio (en cualquiera de sus tipos). El concepto Seis Sigma está relacionado a mitigación de la variabilidad, a través del uso de herramientas estadísticas aplicadas a los negocios, busca suprimir el error en sus diferentes manifestaciones. ¿Pueden trabajar combinados? Sí, ¿Es sencillo?, no, porque tienen naturalezas y metodologías propias, sabiendo esto ¿Puede un proyecto de mejora continua manejarse de forma híbrida? Sí, ya que se pueden combinar lo mejor de los dos mundos.

Como el sentido de este blog, es ofrecer herramientas asociadas para la mejora continua, les ofrezco el diseño que he realizado combinando ambos modelos y que herramientas y conceptos pueden utilizarse en simultáneo: